07 junio 2009

Un paréntesis (Esperando sea una pesadilla)

Sentado en la computadora como suelo hacer escribiendo algo, con el MSN cerrado por supuesto por que uno nunca sabe cuando una impertinente conversación te puede llevar a terrenos desconocidos muy alejados de lo que estás escribiendo, completamente metido en lo mío tratando de alejarme lo más que puedo de la realidad, suena mi celular, era un mensaje, textualmente decía: “Entra al MSN tenemos que hablar. Andrea”.

Un nombre hasta ese momento desconocido de mi memoria conciente, para mis recuerdos racionales, para mis facultades completas, pero muy conocido para el resto de mi cuerpo.Tanto así que se estremeció al leer el mensaje.


Sin esperar no contuve mi curiosidad y abrí el msn, todo bien, enseguida se abre una ventana que me saluda:



-Hi ¿Cómo estas?-,


-bien ¿y tu que tal Andrea?



No soy tan bruto como para preguntarle quien eres y de donde me conoce. ¿De que diablos tenemos que hablar?, en eso ocupaba mi mente, cuando me dice:



-¿Seguro no te acuerdas de mi no malo?



luego:



-¿recuerdas hace mas de un mes?-



…, estoy recordando…, -



nos conocimos en la playa -…,



carajo no puede ser que…



estábamos con unos amigos tomando soy la amiga de Lily ¿Te acuerdas?....



no me digas que…



-la pase increíble esa noche pero tenemos que hablar-



Noooo.



Usualmente cometo estos errores pero no en tal magnitud, pienso. Pero le contesto,



-Claro que me acuerdo de ti Andreita como estás, yo acá extrañándote pues preciosa y ¿Estas con novio ya?-...



-Te parece que nos veamos en el Parque Kennedy cerca del arco a las 5 de la tarde? me dice,



le contesto:


-no voy poder, a esa hora tengo clases, Andreita todo este mes estoy bien full, no creo tener mucho tiempo-.

Hasta entonces comprendía hasta un punto esta situación, pero de acá para adelante todo se vuelve más complicado, por el hecho de desconocer totalmente a esta chica.



-Pues tendrás que hacerte un tiempito para mi Pablito, porque esta conversación no puede tardar más, o me dices cuando nos vemos -(detesto cuando las chicas me amenazan y lo detesto más cuando sé que voy a perder) o voy a tu casa a hablar, ya te imaginaras que es lo que pasa ¿No Pablo? entonces no te hagas el pendejito conmigo, que ni la cara te ayuda.



¿Pero que pasó?, como la conversación llegó a ese nivel de brutalidad, de incomprensión, debía calmar las aguas, no me conviene que se enoje más, puede ser una bomba, me puede destruir la vida, la relación con mi flaca, puta madre…





--¿Andreita, porqué te pones así?, por mi normal, ¿Porqué no verte?, que te parece en dos horas en el lugar que me dijiste,
(Pasándole franela para calmarla), y me contesta,





-Ya OK sorry por lo de hace un rato. Me desespere, es que me tienes que ayudar. Hablamos en dos horas un beso cuídate-.

Todo estaba claro, fueron dos horas larguísimas, miles de pensamientos invadieron mi mente asquerosa, despertando mis más crueles razonamientos, viles, sucios. ¿Tendré que matarla?, ¿La haré abortar?, ¿La mando a golpear para que lo pierda? ¿Que hago?.



Felizmente llegué y me di un respiro de toda esa mierda, nos sentamos, conversamos, me dijo que tenia náuseas, que no se había acostado con nadie más, (te creeré) pienso. Que puedo hacer, conoce a mi flaca, inclusive recuerdo que antes de esa reunión en que metí la pata yo había conversado un par de veces con ella y con otras personas más. En la conversa surgió el tema del aborto a lo que ella dijo que nunca se lo haría, es decir que la situación empeoraba, pero en ese momento en que me dijo que tenía náuseas y yo estaba petrificado en la banca del parque Kennedy pensando en como asesinarla, me dijo casi de inmediato,-no lo quiero tener-, regrese en mi, sonreí por dentro, fue un alivio.

Al despedirme quedamos en que se haría la prueba de sangre en 3 días, yo la iba acompañar, recordándole que no piense más en eso, que este tranquila.

Al marcharme caminando por la calle solo, pensando, divagando, no podía evitar pensar en todo, me sentí el hombre mas triste de la tierra, sentí y en efecto, la había cagado, era una mierda de persona, no pude contener las lágrimas, en realidad no quería hacer esto no quería que aborte, no quisiera que nadie lo haga, siempre estuve en contra de eso, y deseaba cada vez más que por favor Señor, que no este embarazada, dame una oportunidad más, esta vez si que la regué, en medio de mis lágrimas, mi celular suena,


-Amor ¿Dónde estas?-


Hola muñequita, cerca al ovalo


-¿Qué te pasa gordo estas triste?,


-Si, te necesito muchísimo, te extraño, te amo con toda mi alma (por eso voy a matar a un bebé), pienso,


-Ya en 15 minutos estoy por ahí y nos vamos al cine ¿ya gordito lindo?


-Ya no te demores muñequita un besito chao te amo-.








PD
El autor del escrito no comparte las opiniones ni opciones del personaje. Es peor.

6 comentarios:

Gladys dijo...

Es un tema delicado pero a veces los hombres se lavan las manos, no todos, pero despues q ya gozaron no quieren asumir responsabilidades por lo q hicieron, bueno espero que los q esten en esa situacion siempre piensen en las consecuencias de sus actos para no estar arrepintiendonos por ellos.

Delia dijo...

que tales historias!!! es tan grande tu imaginacion o de verdad andas con tantas experiencias!?? jajaaa... me mato de risa leyendo tus blogs, muy buenos!!felicitaciones!.... espero k ts bien, t cuidas!!! bye

Anónimo dijo...

Caustia, tan cheveres tus historias, estas escribiendo cada vez mejor y entretiene, pero no se si podras cambiar de genero quiero leer algo con mas fantasia, tu tienes una imaginacion de chibolo, facil que terminas escribiendo una novela como la Harry Potter.

Andreita dijo...

Hola, aún sigo esperando por el dinero.

Anónimo dijo...

Eres una basura de ser y no tienes reparos end ecirlo... eso no es sinceridad ni es literatura, algo de verdad tiene.... la gente parece que se fija mas en el valo literario pero ello bloquea la realidad de lo que eres y el daño que pudieras causarr a los que te rodean.

Eleonora

VaNe dijo...

Me encantan tus textos!!!

Siempre hay que tener para el perservativo...