05 agosto 2008

De España a Piura en cuatro versos

La copla

Empecemos definiendo qué es copla. Copla es una forma poética, generalmente de cuatro versos, con rima consonante o asonante. Surgió en España, sirve de letra para canciones populares. Según el DRAE, copla proviene del latín copula que quiere decir unión, enlace.

Por su estructura y demás características la copla es muy próxima al romance. A la copla popular se han acercado autores españoles tales como: Iñigo López de Mendoza (1398 – 1458), Luis de Góngora y Argote (1561 – 1627), Antonio Machado (1875 – 1939) y el afamado Federico García Lorca (1898 – 1936). Sin embargo, esto no debe hacernos pensar que la copla sólo se cultivó o cultiva en España, ya que debemos tomar en cuenta que esta composición de mucho valor literario, si bien es cierto, su origen está en la tierra de Cervantes, acá en la nuestra se crea basándose en muchos temas . Basta leer las novelas de nuestros dos grandes novelistas (José María Arguedas y Ciro Alegría) en las cuales encontramos muchas coplas cantadas en el Norte, Centro y Sur de Perú.

La copla en la literatura

Que no haya una definición universalmente válida acerca de la literatura se debe a que es un concepto variable influido por la historia de la humanidad y por la creación continua ya sea individual o colectiva de los movimientos, escuelas o generaciones literarias. Por ello, una definición aceptada podría ser ésta: La literatura es la única manifestación artística en la cual el creador (anónimo o conocido) transmite, con inteligencia, emociones, sentimientos e ideales.
La literatura, para que sea entendida, hay que interpretar la creación y contextualizarla dentro del marco histórico - cultural, para luego resaltar los valores lingüísticos y estéticos.

Debe quedarnos claro que la literatura se diferencia de la historia y de la filosofía, porque es creación, ya que resultan bien involucradas la sensibilidad, el arte y la imaginación. Su instrumento es la palabra, la cual nos va permitir tener como resultado un nuevo contenido verbal, en el que se encuentran nuevas ideas, nuevas formas de comunicación. Finalizo estas líneas con esta afirmación de Wolfang Kayser: "La literatura, de acuerdo con el significado de la palabra, abarca todo el lenguaje…"

La copla y el lenguaje literario

Pues bien, dentro de toda composición literaria lo que siempre se busca encontrar, es el lenguaje artístico o literario. Éste viene a ser el objeto de estudio en la prosa o el verso. Aquí en estas coplas, de autores anónimos, que reseñaré podremos darnos cuenta cómo los creadores agrupan las palabras para transmitir sus sentimientos de amor. Crean esquemas lingüístico - literarios, para mostrar el significante de las palabras.

Es fácil percibir que estos autores anónimos han creado versos para poder transmitir diversos conceptos que se tiene acerca de la vida. Para ello han creado su estilo. De manera accidental, crean sus recursos literarios que bien pueden ser adaptados a la poesía erudita o de universidad, como ejemplo esta bella metáfora: "boca de vela encendida". Estas pequeñas composiciones contienen mundos de pasión y de ternura. Aquí el hombre o la mujer penan por la ausencia o el adiós, se expresan con una claridad amorosa y una encendida emoción, y si fuera el caso con un entristecido dolor. Todo esto nos llega intacto a nuestra vida, a nuestro amor de destinatarios del mensaje que transmiten estos versos populares, que a lo largo de toda la historia conservan ese aroma y ese fulgor que se funda en la poesía.

Leamos una breve recopilación de coplas, cuyo tema es el amor.

Estrellita ecuatoriana
alúmbrame mi camino
casarme quise contigo
seguro que no convino.


Espejito verdecito
que no dejas de alumbrar
a ti te quiero flor andina
jamás te he de olvidar.


Ya sale la niebla oscura
cogiendo agüita del mar
aunque me odie tu familia
no te dejaré de buscar.


Llorando cogí la pluma
con lágrimas le escribí
y llorando se lo pedí
que nunca se olvide de mí.


Si quieres subir al cielo
abrázate en esa nube
pero eso sí, flor de mi consuelo
jamás hallarás el amor que yo te tuve.


Quiero ser hojita seca
para que me lleve el viento
y así llevarte a mi lado
en mi alma y en mi pensamiento.


A Dios le pido la muerte
pero no en este verano
porque tengo un amorcito
y quiero ver mi desengaño.


Hablen hablen habladores
boca de vela encendida
para dejarla de amar
Dios que me quite la vida.


Si la zarza no me zarza
y el bejuco no me enrieda
hasta mi nombre lo borro
al no llevarte a mi tierra.


Si la piedra con ser piedra
y una gota de agua la lavara
las mujeres de este tiempo
no cumplen con su palabra.

1 comentarios:

ely dijo...

sigo leendo lo q escribes esta muy bien cuidate