24 julio 2008

Un golpe esperado: la naturaleza contraataca

TITULO ORIGINAL The Happening AÑO 2008 DURACIÓN 90 min.
PAÍS DIRECTOR
M. Night Shyamalan GUIÓN M. Night Shyamalan MÚSICA James Newton Howard FOTOGRAFÍA Tak Fujimoto REPARTO Mark Wahlberg, Zooey Deschanel, John Leguizamo, Ashlyn Sanchez, Betty Buckley, Spencer Breslin, Robert Bailey Jr., Jeremy Strong, M. Night Shyamalan
PRODUCTORA 20th Century-Fox / UTV Motion Pictures / Spyglass Entertainment / Blinding Edge Pictures WEB OFICIAL
http://www.elincidente.es/

Podemos decir tanto de esta película: es muy rica, incita a la conversación, al diálogo, al comentario después de verla. En ese aspecto "El fin de los tiempos" cumple con creces.
Para los que no la vieron, véanla, acá no la voy a contar, sino comentar sobre partes que me parecen importantes.

La película empieza bien, enfocando crudamente y sin ningún sonrojo, “el suceso” que se daba --la gente se suicidaba--, incluso hubo una escena muy impactante y bien lograda en donde unos obreros se suicidan lanzándose de un edificio. El problema está planteado, las hipótesis, conjeturas o explicaciones, en la punta de la lengua; algo está sucediendo, algo pasa, pero no se sabe por qué.

Fiel a su estilo Shyalaman, --como lo hizo en Señales al presentarnos las enormes marcas en los campos de maíz, o en La Aldea; haciendo todo este ritual para evitar a los “Innombrables” y Sexto sentido, marcando pausa con la crónica de un muerto--, nos muestra un extraño suceso, para después revelarnos a cuenta gotas detalles de su posible origen. En el transcurso de la película, por cortesía de la radio, televisión o algún acertado comentario, se va soltando posibilidades del origen del problema. Al mantener este suspenso, el director mantiene un ambiente de inquietud, de dudas, lo cual nos lleva a un miedo injustificado hasta el momento de sobre lo que sucede.

La supuesta ignorancia o si se quiere desconocimiento de los hechos por parte del espectador y de los protagonistas, hace identificarse con denominador común, que es el miedo a “algo”, es por eso que no es casualidad que al principio sea confundida con un ataque terrorista, ya que viene de una inestabilidad mundial. El país más poderoso del mundo fue atacado, ¿Qué nos puede esperar a nosotros?

Son rezagos del pánico colectivo que dejó el ataque del 11 de Septiembre, y el temor global tras ello, a las catástrofes naturales, y a un gran sentido de culpa, una conciencia cada vez más inquisidora de tanto haber contaminado el mundo.

Me gustó mucho la interpretación de Jhon Leguizamo, que aparece como amigo de Wahlberg, fue fundamental en desenlaces de picos dramáticos, me hubiera gustado verlo más que media hora, pero era preciso su final. No puedo decir lo mismo de la pareja protagonista, un Mark Wahlberg inexpresivo en sus comentarios sarcásticos, o malas bromas, funcionó mejor cuando se mostró de acuerdo a la situación, exaltado y paranoico, que después transforma en calmado y paciente, no logra una representación regular, sobre Zooey Deschanel no puedo opinar mucho, no creo que haya resultado en su papel de esposa infiel, arrepentida y mamá gallina de la hija de Leguizamo, al menos no en las dos primeras. Es muy linda para
serlo, muy simpática, nunca la deteste por infiel sino que me encantó cuando vio su prueba de embarazo al final de la película. Muy dulce.

Resultaron muy favorables la suerte de simbolismos presentes a los largo del filme como la representación militar con el joven soldado, lleno de dudas, algo tonto, un poco ridículo, trayendo abajo la imagen militar autoritaria, rígida y omnipotente que suelen presentar.
El problema matemático que dijo Leguizamo cuando estaba en el auto antes de estrellarse, fue un mensaje muy sutil acerca de la realidad ecológica que vive el mundo actualmente; y es necesario explicarla, cito el problema: Si el primer día ganas un dólar, el segundo dos dólares, el tercero tres dólares y así sucesivamente; ¿Cuánto tendrías al final de un mes? (Vale decir de 30 días), me pareció totalmente acorde con el tema principal. Esto crece y crece cada día sin que podamos darnos cuenta, para finalmente cobrar mucho más de lo que esperamos, sí, saben a lo qué me refiero.

Fue importante que ella salga del granero al encuentro de él en una de las últimas escenas, marca también una nueva etapa de oportunidad, contrariamente a lo que dijo Leguizamo a Wahlberg al principio de la película acerca de la actitud de ella; sobre que el día del matrimonio, ella nunca estuvo ahí, no se animo a saltar con él, metafóricamente.

Hubo partes muy prescindibles también, como la llamada de una señora a su hija que estaba en Princeton y escucharla morir por teléfono, fue algo innecesario a mi parecer. Al igual que la parte que Mark bromea sobre que una vez le pareció atractivo un farmacéutico, todo para desquitarse con su esposa, rígido sin expresión, por momentos se desentendía de la película, no lograba perpetuar sus buenos momentos en algunas partes.


Para terminar, el tema de fondo a tratar fue lo más importante en realidad, ya que todo gira alrededor de este “Suceso”, el cual es su título original: “THE HAPPENING”.

Esta película es una gran moraleja de la naturaleza, la verdad desconozco, que tanto hay de real en esta película y que tanto no, pero en sí la conjunción de tanta información y tanta desinformación brindada por la misma película, muy estratégicamente, nos envuelve en un contexto común y nos lleva a creer, al menos durante la hora y media que dura.


El pensar que las plantas puedan tomar alguna represalia contra el ser humano que tanto ha destruido el planeta, es terrorífico, es algo que nadie se lo espera y es, que por no decir imposible, muy poco probable, ya que ni se mueven por voluntad propia, no a nuestra vista por lo menos, y ni pensar que hasta pueden comunicarse.

Como dice el científico casi al terminar la película, es una especie de advertencia, a que debemos de parar con la contaminación, debemos hacer un alto radical, ipsofacto para que esto no vuelva a ocurrir.

Hay películas que uno ve, porque si, otras por sus lindos actores y otras por sus colosales efectos y hay otras que uno ve por lo atrayente de su temática, su contenido final, te atrae con sus simbolismos y su tratamiento; ésta es una de ellas. M. Night Shyamalan, hizo bien en tocar este tema de fondo, fiel a su estilo formando paranoia colectiva, ante algo que no vemos, que parece inexistente, pero que se viene cada día en aumento asi como los dólares del problema matemático.

Trailer




1 comentarios:

BORJA F. CAAMAÑO dijo...

Un saludo.

Primeramente felicitaros por vuestro proyecto; me parece realmente interesante.

Por otro lado quisiera mostrar cuan defraudado me siento por la última del hindú. Previsible. Una copia estructural del remake de la guerra de los mundos. Técnicamente ha tenido un par de pifias como micros que aparecen en plano... y prefiero no seguir.

Un fuerte abrazo desde eL OTRO Lado.