01 septiembre 2008

Un hábito común

No tener un trabajo en el Perú, no es un delito ni siquiera está mal visto. Ser desempleado aquí se ha hecho un estilo de vida. Nadie podría increparle a alguien el porqué de su ocio, el porqué de la vagancia. El “hueveo” en esta tierra, cada vez menos bendita, ha tomando un tono casi profesional, la gente lo hace con estilo, se preocupa, cada día más, por hacerlo mejor y corregir pequeños defectos de estilo.

En resumen aquí el raquimbool (rascarse las bolas) deporte que intentamos hacer olímpico para ganar alguna medalla, tiene un rango mayor, es más podría asegurar que aquel que “huevea” en realidad no es que no haga nada, por el contrario hace que su oficio sea interesante, arduo y hasta trabajoso, tanto así que al final de su jornada laboral termina extenuado, agotado, exhausto, en fin consumido por la fatiga.

Gracias a Dios, siempre he trabajado, casi nunca he estado desempleado y debo pertenecer a una privilegiada minoría. Sin embargo, tengo muchos amigos que no corrieron la misma suerte. Algunos no trabajan y los demás tampoco, y otros trabajan cuando pueden. Un amigo me comenta que la vida está dura y que hay días en que tiene que salir a trabajar, aunque con los sueldos que pagan, es probable que un día de estos no salga más.

De otro lado, los vagos de profesión, suelen encontrar argumentos sobrados para justificar su inactividad productiva, conozco algunos que nunca trabajan ya sea por que tienen dinero y no necesitan laborar; o por que no lo tienen y tampoco lo encuentran, otros más bien postergan el irremediable primer día de trabajo y acostumbran parafrasear un conocido letrero de bodega: “Hoy no trabajo, mañana sí”


Lo de hoy es un breve preludio para introducirnos en las vertientes de nuestra idiosincrasia, desde el particular punto de vista de un errante.

3 comentarios:

Maria Angélica dijo...

la primera, jajaja,. obvio que soy la primera creo que nadie más comenta. jajaja, mentira si he visto ocmentarios, y estoy segura que no será el único.
un super beso , el blog le gusta a un monton de gente sigue así

enzo dijo...

ahora estoy desempleado y me gusta estar así, aunque aveces cansa, osea que me aburro de huevear.
noes que no haga nada, estudio pero aún no me pago la universidad. si alguna alma caritativa quiere contartarme hagánlo, ojo pero solo medio tiempo, uno necesita su espacio.

María Angélica dijo...

what?????, tantos coments?. ahora creo que no soy la primera en comentar.

está brvaso el post, dejas ver tu verdadera personalidad, macabra y sutil, lo tenñia tiodo calculado, canalla!!! jajaja. La gente te está dando con palo.

Mentira Mi estimado Blogger, estás escribiendo muy chévere.
Un beso