15 octubre 2008

¿Conformismo o estupidez?



Según San Juanka

Sin duda alguna los problemas económicos afectan a todos, esta vez me tocó el turno.
Felizmente, no me sacaron del trabajo o algo similar; lo que ocurrió es que un sinvergüenza quiso insultar mi inteligencia; sin embargo no sabía con quién se metía.

Con esto que el combustible ha subido, los transportistas decidieron hacer lo mismo con los pasajes, aunque algunos lo hacen de manera indiscriminada cobrando igual el pasaje adulto que el universitario y pese a que ya soy titulado, continúo con estudios universitarios para conseguir mi segunda profesión, por lo que aún sigo gozando de los ´privilegios´ del pasaje universitario.

Incluso, hay empresas que cobran más de un sol al universitario. Pero en el carro que subí hay dos clases de cobro para el futuro profesional: 80 céntimos y un nuevo sol; tarifas que dependen del pasaje adulto (si éste paga S/. 1.20 el cobro es de 0.80 al universitario). Asi que, bajo la premisa anterior, puse a funcionar mi cerebro y debido a que lotras personas que subieron en el mismo lugar e iban hasta un poco más lejos se les cobraba S/. 1.20, deduje que me correspondía darle solamente S/. 0.80, pero aquí comenzó la acalorada discusión.

El conductor – cobrador al ver que solamente le di la cantidad mencionada me exigió 20 céntimos más, pero yo me rehusé de darle porque estaba en mi derecho y además la ley me ampara. Pero este tipejo – y no quiero ofender a los conductores, ni mucho menos a los cobradores – tuvo la osadía de detener el vehículo por un buen rato hasta que le de lo que injustamente me pedía. En vista de mi negativa y de la prisa de los demás pasajeros avanzó, aunque no de la manera más amable porque simplemente quería más dinero y no estaba dispuesto a darle de más.

Al darse cuenta que no tenía intención de desembolsar la diferencia, no le quedaba otra al conductor que volver a detener el vehículo y ante esta situación los pasajeros, quienes continuaban apurados por llegar a sus destinos, me decían que no haga problema y le pague los 20 centavos; salvo los de adelante quienes escuchaban mis sólidos argumentos y quedaron convencidos que tenía la razón.

Yo continuaba con mi terquedad. Hasta decidí bajar donde hubiese un policía, pero cuando había uno a la vista, el conductor ponía cualquier excusa para no dejarme bajar sabiendo que yo tenía la razón.

Incluso, para que no me dijera miserable y creyese que viajaría gratis baje algunas cuadras antes de mi destino final con el pretexto de llamar a la policía

Sé que muchos me llamarán miserable porque no le di el dinero y pude ganarme una pelea innecesaria con una persona que seguramente no tiene mayor educación. Pero yo les llamaría conformistas porque aceptan darle dinero de más a cualquiera que se los esté pidiendo, en todo caso por qué no se lo regalan a tanta persona necesitada que hay. A otros los podría llamar estúpidos porque no saben reclamar sus derechos, los mismos que están en la parte baja de todos los tarifarios de cualquier vehículo de transporte público. Y los que saben sus derechos y no reclaman o es porque les sobra el dinero o no le cuesta conseguirlo. O simplemente son los más escasos de cerebro porque permiten que abusen de ellos cuando pueden impedirlo.

Llámenlo como quieran, pero mis derechos no dejaré que sean pisoteados... y mucho menos por cualquiera sin educación.

1 comentarios:

Pablo Córdova Delgadillo dijo...

Hola tío, una aventura desagradable la de la combi, sin duda, para todos es lo mismo. Aunque pienso veces, cagarme el hígado y curarmelo me va a costar mas de 20 centavos, o llegar de mal humor a casa y reputamadrear a todos va a ser penoso, obviamente tenemos que hcer respetar nuestros derechos a raiz de la concertación y la constancia, solos somos débiles aún.

Por otro lado, veo que JuanCarladas se esta transformando en una especie de tribuna curiosa al publico, me parece chevere y me tomo la libertad si tu lo permites de proponerte una inquietud:
No se si habras visto los letreros de restaurantes, tiendas, bancos, galerias, que tienen pegado al letrero un plastico o papel cubriendolos. Para que lo hacen?.
Estoy convencido que alguno de tus asiduos lectores podra contestar esta pregunta. Nos vemos.