03 noviembre 2008

La vida y mis devaneos…

Hace unos días, saliendo del trabajo, mientras caminaba en dirección al paradero, empecé a desconectarme del mundo, comencé a observar detenidamente a cada persona dirigiéndose, seguramente a algún extraño destino. Digo extraño pues siempre me asaltó una duda, que al ser comentada a otras personas, nunca encuentra el eco de sorpresa y de análisis que yo le hallo.

Es inevitable, cada vez que paso cerca de un grupo grande de gente me pongo a pensar en que cada una de esas personas tiene un destino claro, cada uno se dirige hacia algún lugar, cada quien tiene un pensamiento en ese momento, un asunto al que darle prioridad. Es decir, nadie está en la calle por las huevas. Nadie sale a caminar sin tener algo que hacer.


Entonces, cada vez que observo a esa masa sedienta de… no sé … ¿Algo?. Sea lo que sea. Me asalta una idea clara sobre el mundo y sus habitantes. Trabajar, pasear, ganar dinero, robar, huevear, utilice el verbo que más le complazca para definir la actividad que la gente realiza sobre las calles al caminar o al estar parados.

Ahora, algo es seguro, nadie camina o está parado sin tener algo en la mente que hacer. Me explico, todos tienen una dirección, una responsabilidad. Es decir, ni siquiera los que huevean lo hacen sin una dirección. Ni siquiera los locos o los dementes caminan en los pasillos de un hospicio sin algo en la mente aunque sea una locura.

Alguien puede decirme que piensa de esto. O si yo soy el único bobo que razona sobre esto.

3 comentarios:

Miranda dijo...

Qué quemado tus pensamientos... la verdad es que tienes mucha razó pero es raro que alguien se preocupe de eso

Gloria dijo...

TAs loco para pensar en eso, pero sabes qué tienes mucha razón cada uno es un mundo entero y complicdo que es difícil explorar

Giani dijo...

la visión del mundo según el tint. cada vez más descabellada tu perspectiva