11 diciembre 2008

El Cine y la Navidad

Seria faltar a la verdad si me refiriera a la Navidad como una fecha sólo de dar y que se trata sólo de cariño y familia y del estar juntos alrededor de la mesa y miles de cosas que sabemos y que están escritas en algún otro lugar o que se nos vienen a la mente cuando de repente miramos el calendario y sin querer contamos los días para sacar la cuenta de cuanto falta para Navidad. Es eso y más.

Soy conciente de que esta cada vez menos popular fecha tiene muchos detractores que cada vez van en aumento, o al menos se hacen conocer más que antes, gente que dice que odia la navidad, que la navidad es un día más, o que le importa un pito de mono, por decirlo de la manera más grosera que me puedo permitir acá, cuando escribo para ustedes.

Hay algo fuerte que no recordamos tal vez, o que no mencione en el primer párrafo, eso que debemos hacer o que se torna como una suerte de ritual aún no establecido “legalmente” como el armar el arbolito, adornar la casa, hacer el nacimiento y todo lo que solemos hacer en navidad para sentirnos más en Navidad, tomar chocolate comprar un panetón, sentir el olor a pólvora y todos los demás rituales que siempre hacemos, preparativos para la Navidad,.

Pero hay uno que a veces pasa desapercibido o que al menos no es tan popular como los demás; ver filmes de navidad.
El saborear días antes a esta gran fiesta, con memorables episodios de la vida de otras personas o personajes haciendo lo que fuere y pasando la navidad de una u otra manera alimenta nuestro espíritu al igual que un villancico (aunque no me gustan mucho, prefiero las películas), pero se erige como un gran transportador de ilusiones y remembranzas para recordar y para proyectarse días antes de.

El cine como medio catalizador de esperanzas, de ilusiones, nos lleva días antes a sentir y alargar un poco esa emoción que se siente el 24 en la tarde o en la noche pero que se va el 25, cuando todo vuelve a ser normal, cuando el olor a pólvora en la calle en un amanecer del 25 transita junto a su soledad buscando almas a quien animar.

Las películas tienen la posibilidad, el arte, la fuerza de que este sentimiento tan lindo, se sientan o se acerquen a sentir antes de navidad.

Me queda un post más antes del 25 en donde afortunadamente me toca también a mi, bendecido por el azar le llaman, a mi me gusta llamarlo caos, el siguiente y el del 25 tal vez no tenga mucho que decir, o tal vez comente sobre alguna película o algunos dibujos animados que me parecen muy buenos para ver en esta poca, el empaparse de espíritu navideño, así suene súper trasnochada la frase, sirve, se aplica y es muy dulce.

Me permito recomendarle algunas películas que lo llenaran de este espíritu navideño que tanto nos hace falta en estos días y que por faltar dos semanas estamos a tiempo de lograr.

Un placer haberlos servido.

2 comentarios:

Cristina dijo...

Mira q yo también me he topado con personas que, tienen muy vago concepto acerca de esta fecha y cuando me refiero a vago, siento que ese sentimiento de rechazo es totalmente superficial, en fin, cada loco con su tema, pero habemos personas que si hacemos muy nuestra esta fecha por el significado que cada uno le da, muy al margen de la religiosidad, ah por cierto acerca de las películas que nos animan a querer o a deguir odiando esta fecha, creo que una que reflejaria muy bien esto, sería: "NOEL" (2004)
Nos vemos, y Feliz Navidad!

Gladys dijo...

A mi encanta todas las pelis navideñas especialemnte las q cada año salen xq el mensaje es claro "la union familiar" aunq no soy una devota de papa noel xq nunca crei en el, me gustan algunas peliculas q tratan sobre el,pero es cosa gringak, sin embargo igual tiene un sentido de humor fresco y divertido, bueno me gusta lo q escrbiste sobre esta epoca tan especial x q me hizo recordar q parte de esta fecha es ver esa pelis q tanto mencionast!!!